Logra un nuevo ambiente en tu cuarto

¡Hola! ¿Cómo están? Espero que mejor que bien y que ya estén listos para la festejar la Navidad y Año Nuevo. Antes de empezar, quiero agradecer a todos esos pares de ojos -ojitos preciosos- que leen lo que escribo regularmente, y también darle la bienvenida a todas esas personas que llegan por primera vez, le prometo que no se aburrirán, ni se arrepentirán.  

 

Cada día tenemos más elementos para decorar, se han renovado e inventado nuevas formas de lograrlo, que vienen desde la publicidad hasta creaciones de la abuelita. Hay cuadros de madera, fotografías pegadas de manera originales, vinilos decorativos, papel tapiz tridimensional, de todo un poco para hacer de un hogar un lugar en donde no solamente te sientas seguro, también cómodo y que claro puedas llenar con tu estilo -porque un hogar es una extensión tuya-.

 

Para comenzar necesitamos saber qué es un decorativo de vinilo, por si queremos tenerlo dentro de nuestras opciones:

 

  • Es un adhesivo decorativo de vinilo que se puede pegar en todas las superficies lisas o levemente rugosas, es decir en paredes, techos, puertas, muebles, cristales, azulejos e incluso en papel pintado.
  • El vinilo decorativo está hecho de una cinta mate autoadhesiva puesta sobre otra cinta transparente que facilita la colocación de la pegatina sobre la pared o sobre otra superficie.

 

¿En dónde hacerlo y por qué?

 

Vinil Arte, que es una empresa 100 por ciento mexicana con traen sin fin de elementos, para crear tu hogar ideal. Que cuenta con un método de venta totalmente electrónico, para que lo adquieras desde cualquier parte del país.

 

¿Cómo puedo pagar?

 

 

  • Paypal
  • American Express
  • MasterCard

 

Si la nota te pareció interesante y te es de utilidad, regálame un dedito arriba y compártela en tus redes sociales. También, si tienen alguna duda, opinión, consejo o lo que sea, pasa a la caja de comentarios y escríbeme.

 

¡Hasta la próxima!

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]

Podría también gustarte...