Tips para limpiar tus pisos de cerámica

pisos resistentes para interiores

Existen una gran variedad de pisos resistentes para interiores, uno de los favoritos son los de cerámica, no sólo porque resultan ser muy prácticos, sino también porque son fáciles de instalar y de limpiar. Sí, así como lo lees, una de las grandes ventajas de los pisos de cerámica es que no requieren de muchos cuidados para mantenerlos en perfectas condiciones. Por ello, a continuación, te damos algunas técnicas, recomendaciones y consejos para que puedas limpiar estos pisos, eliminar cualquier rastro de suciedad, manchas y polvo para que siempre se vean impecables y evites su deterioro. Toma nota.

  1. Es muy importante que, antes de limpiar tu piso cerámico, apartes todos aquellos elementos que entorpezcan una limpieza a profundidad. Debes quitar las sillas, las mesas pequeñas, levantar alfombras y mover cualquier tipo de obstáculos que te impidan poder llegar a todos los rincones y eliminar por completo la suciedad y las manchas de las baldosas.
  2. El siguiente paso que desde seguir es barrer o aspirar el piso para retirar las partículas de polvo y demás restos sólidos que pueda haber como migajas de comida, pelo de tu mascota, etc. Te recomendamos que pases la escoba en los lugares más estrechos, detrás de algunos muebles como los sillones de tu sala, y en las esquinas o rincones de las habitaciones, ya que en esos espacios se suele acumular mucho polvo y suciedad.
  3. Después de esto, ya puedes empezar a trapear o fregar tus pisos de cerámica, para ello, puedes optar por utilizar algún producto comercial específico para suelos de cerámica, o bien, recurrir a un potente limpiador natural: el vinagre blanco. Si te decides por la primera opción, debes mezclar el limpiador (siguiendo las instrucciones del envase) en un cubo de agua y limpiar la superficie de los pisos con un trapeador o un paño suave; pero si te decides por la segunda, deberás mezclar dos tazas de vinagre en una cubeta y trapear los pisos. Verás que quedarán como nuevos.
  4. Si observas que las juntas de las baldosas cerámicas están muy sucias o tienen mucha suciedad acumulada, te recomendamos mezclar un poquito de jabón para lavar trastes con un poco de agua tibia, y limpiar esta zona con un cepillo de dientes viejo.
  5. En caso de que tus pisos de cerámica tenga alguna mancha, puedes tratar de eliminarla frotando con un cepillo o trapo suave y utilizando productos de limpieza con un pH neutro. Te recomendamos nunca usar detergentes muy agresivos o herramientas que puedan rayar este tipo de superficies.

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]

Podría también gustarte...