¿Qué pasto es mejor? Sintético vs natural

Pasto sintetico vs pasto natural

Además de las canchas de las canchas de fútbol, el césped artificial puede ser utilizado en otros lugares recreativos o incluso en la casa para decorar zonas de jardín o áreas verdes. Igual que el pasto natural, existen muchos beneficios del pasto sintético y antes de elegir uno u otro para tu hogar ¿Por qué no conoces mejor lo que te puede ofrecer cada uno?

Pasto natural

En la época de lluvias, el pasto natural permite que el agua se filtre hacia el subsuelo y evita la erosión del suelo en donde se encuentre. Al ser una planta, tiene una producción de oxígeno y difícilmente llega a calentarse con los rayos del sol. Sin embargo, la hierba y el paso suelen confundirse y debe de realizarse un mantenimiento constante y exhaustivo si se quiere mantener siempre con una buena apariencia, lo cual incluye: riego, abono del terreno, prevención y control de plagas tanto de otras plantas como de insectos indeseados, podar constantemente para mantener un tamaño uniforme.

Una cuestión a tener en cuenta es que muchas personas pueden presentar una ligera alergia a la textura o composición natural del pasto por lo que se debe ser cuidadosos con quien y como se tiene el contacto con este. Si se tiene en las condiciones adecuadas, es agradable para refrescar en épocas de calor, más cuando se encuentra debajo de sombra, como un árbol o alguna sombrilla de jardín.

Pasto sintético

Su apariencia y diseño fueron creados para imitar lo mejor posible la sensación que produce el césped natural, pero el material con el que se realiza es por lo regular polipropileno o polietileno. La diferencia principal entre este y el artificial se enfoca en su mantenimiento. Mientras el natural requiere de un cuidado y trabajo constante, el pasto artificial requiere una mínima limpieza para cuidar su apariencia y el color que tenga no se verá afectado por la temporada del año. Al no requerir ningún fertilizante o insecticida, este pasto no contendrá ningún producto químico, por lo que es perfecto para las pieles delicadas o personas que tienden a sufrir enfermedades. Su vida es mucho más larga que la del césped común y puede usarse a la perfección, aún en épocas de lluvia. Eso sí, al igual que el pasto natural, muchas personas pueden ser alérgicas al material sintético que lo compone.

Es difícil declarar un ganador cuando se trata de determinar qué tipo de “hierba” es más amigable con el medio ambiente. Debes saber que el pasto natural actúa como un filtro para el escurrimiento del agua, pero el césped artificial no requiere fertilizantes o insecticidas, por lo que es más limpio.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]

Podría también gustarte...