¿Qué debes de saber antes de instalar una alberca en casa?

Pisos para albercas

Tener una alberca en casa es, para muchas personas, un sueño que tarde o temprano harán realidad. No importa si es para fines recreativos, para mantenerse en forma o porque les gustaría de vez en cuando llegar a casa solo para darse un buen chapuzón tras un día acalorado. Lo cierto es que tener una no solo implica pensar en la variedad de pisos para albercas que se pueden elegir, sino en gasto que implica tanto su instalación como su mantenimiento. Sin embargo, este proyecto no tiene que quedarse en un sueño lejano, pues si tienes en consideración algunas cosas, pronto podrías disfrutar de una alberca en la comodidad de tu hogar.

Lugar, tamaño y profundidad

Según los profesionales, el mejor suelo para construir una alberca es en superficies lisas, es decir que aquellas casas que cuentan con una topografía inclinada o irregular pueden presentar complicaciones al momento de llevar a cabo la instalación. Antes de pensar en el estilo de alberca que te gustaría más, el tamaño o la profundidad de la misma es importante tener en cuenta el sitio donde será instalada, el espacio con el que se cuenta, el uso que se le dará así como el presupuesto disponible para llevar a cabo el proyecto. Si el suelo es inestable o presenta problemas para una correcta excavación e instalación, siempre se puede recurrir a otros espacios, como plantas superiores, o techos, siempre que se la estructura sea capaz de soportar este peso adicional.

¿Qué materiales se pueden implementar? 

La construcción de una alberca conlleva algo más que hacer un surco en el suelo. Tiene que pensarse detenidamente en los materiales que van a ocuparse para su elaboración y duración, tanto dentro como alrededor de la alberca. Aunque lo más común es utilizar cemento, azulejos e impermeabilizantes, actualmente con un presupuesto diferente se pueden ocupar otros materiales, como contenerdores maritimos, acero inoxidable o fibra de vidrio.

Ten en cuenta el aspecto el aspecto legal

Aunque no es ningún crimen tener una alberca en casa, si es necesario consultar las normativas y leyes que residen en el estado donde habitas y de ser necesario, tramitar todos los permisos legales necesarios.

No solo es construcción, también mantenimiento 

Las albercas no son costosas solo por su construcción, también por su mantenimiento. El agua que se encuentra dentro debe de estar siempre limpia y debe haber siempre una limpieza y depuración de la misma. También deben tenerse en cuenta el pH y la cantidad de cloro que se emplea para evitar que sea una incubadora de bacterias u focos de infección.

 

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]

Podría también gustarte...