¿Por qué es importante el interiorismo comercial?

Si tienes una empresa es importante que recuerdes esta frase “El interiorismo comercial puede ser ese elemento diferenciador de tu competencia”, pero ¿qué es el interiorismo comercial? es un conjunto de normas, funciones y acciones que tiene como objetivo fundamental el diseño de los espacios interiores y exteriores de una actividad comercial y empresarial para facilitar las ventas y la visión positiva del negocio.

El trabajo de un interiorista corporativo, y el de una empresa diseño interiores, se orienta a combinar estéticas, colores, iluminaciones, posicionamiento de productos o de fuerzas de ventas para hacer más fácil el acceso al consumo y cerrar ventas.

La creatividad y el diseño es la única vía de inversión a largo plazo para una empresa con vocación de crecimiento y continuidad.

Claves del interiorismo corporativo y comercial

Todo diseño de interiores en una empresa ha de estar regulado en función de los fines comerciales que son objetivos y en coherencia con la identidad de la marca como muy bien sabe un diseñador de interiores. Prestando atención a cuestiones claves que generan impacto visual como éstas:

– Proceso de comunicación acertado. Comunicar bien lo que es y hace un negocio es fundamental para un buen diseño interiores empresa. En esa línea, el emisor es, sin duda alguna, el empresario que solicita, por caso, acciones de interiorismo de locales comerciales. El receptor, el cliente. Los mensajes, la información del negocio que el interiorista corporativo ha de saber sintetizar y transmitir con un adecuado impacto visual. El canal sería el soporte que refleja el mensaje, en un interiorismo de tiendas, la paleta cromática de sus paredes y la de su mobiliario.

El código comunicativo sería, a su vez, la serie de reglas que, por ejemplo, en un interiorismo comercial, lograría una circulación de los clientes en el sentido más conveniente para las ventas. El contexto, a su vez, introduciría en un interiorismo de tiendas tipo, sin ir más lejos, la cartelería que refuerza los mensajes visuales expresados por el interiorista para captar el interés de la clientela.

– Coherencia. Ningún mensaje corporativo público puede llegar lejos si no está soportado por la coherencia. Si no resulta creíble. Un diseñador de interiores debe aportar una correspondencia con la percepción positiva que el cliente recibe de las experiencias vividas en el entorno físico de los negocios, en sus espacios comerciales.

– Equilibrio perfecto. El mejor interiorismo de locales comerciales es el que destaca por equilibrar un marco estético, bien estructurado sobre la base de funcionalidades visibles. El interior de un hotel invita a disfrutar de estancias cuando el diseño de habitaciones y espacios comunes resulta agradable y cuando lo apoyan utilidades deseables como capacidades de insonorización y una organización espacial que resulta como tiene que ser, acogedora.

Así promueve un interiorista o una empresa de diseño de interiores el valor del interiorismo de espacios comerciales más rentable

Con información de Grupo V Diseño.

Facebook Comments

Podría también gustarte...