¿Manchas difíciles? ¡Elimínalas ya!

tapetes tejidos

Nada más acogedor que tener una buena alfombra en tu recámara o algunos tapetes tejidos en tu hogar. Pero, se pueden llegar a manchar con facilidad y arruinan todo el ambiente. ¡No te desesperes! Hoy en día existe un sinfín de productos naturales con los que podrás eliminarlas por completo.

Las alfombras y tapetes otorgan calidez y confort a nuestros ambientes, el problema es que con el paso del tiempo y con el uso se manchan y su aspecto deja de ser el mismo. En este artículo aprenderás a eliminar las manchas difíciles de las alfombras.

Te mostraremos diferentes técnicas a base de productos naturales para que en unos simples pasos tus alfombras estén como el primer día, y no te preocupes por su color y textura, quedarán intactos.

  • Vinagre blanco: Este es el más conocido para eliminar las manchas, es ideal para tapetes que puedas secar al sol. El vinagre ayuda a eliminar bacterias y malos olores, desinfectan de manera natural.
    Su aplicación es muy sencilla, solo tienes que mojar un trapo en una cubeta con agua, previamente caliente, vinagre y jabón neutro, escurrirlo muy bien, luego pasa el trapo húmedo sobre la mancha y repetir la operación dos veces. Por último debes dejar secar unas 4 horas.
  • Bicarbonato de sodio: Este producto es excelente para limpiar a profundidad, además se le pueden agregar aceites esenciales que además dejarán un aroma agradable.
    Se tiene que hacer una mezcla de bicarbonato de sodio en media taza con unas 40 gotas de aceite de lavanda, luego dejar reposar 24 horas. Después se aplica esta mezcla sobre la mancha y se deja actuar 15 minutos, seguidamente, fregar sobre la mancha y por último aspirar.
  • Agua oxigenada: Funciona para quitar las manchas de vino tinto o tinta de color obscuro. Solo hay que mezclar el agua oxigenada con detergente y aplicar sobre la mancha, dejar reposar 15 minutos, y luego retirar con un trapo húmedo. Finalmente se deja secar.
  • Sal: Es un excelente producto natural que ayuda a quitar manchas y devolver el color perdido. Mezcla la sal en una cubeta de agua y remoja un trapo limpio para que se impregne bien. Aplica sobre la mancha, deja actuar por 15 minutos y finalmente limpia con otro trapo previamente mojado, repite esta operación hasta retirar la sal por completo y deja secar.

Mantener tus alfombras y tapetes limpios y desinfectados, no solamente dará un buen aspecto a tus suelos, sino que también ayudará a que no se acumulen gérmenes en ellas. Prueba estas técnicas y comparte la experiencia con las personas que estén pasando por el mismo dilema que tú.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]

Podría también gustarte...