Los artistas del engaño

Hola a todos los que están visitando mi blog. A los viejos acompañantes que han seguido mi trayectoria, y a los nuevos que apenas están conociéndome. Les aseguro que no se sentirán defraudados, y cada recomendación que aquí se hace sirve para algo o para alguien. ¡Así que comencemos!

Al ser humano le encantaría que la magia fuera algo real; es más intentamos escribir sobre ella, ambicionamos entenderla, creer en ella, aunque no se pueda comprobar su existencia, o solemos atribuirles a las casualidades dotes quiméricos. Todo esto con tal de tener un escape de un mundo que es muy duro, y se basa en los hechos solamente, y que pocas son las veces que dan saltos de fe. Por eso desde tiempos remotos nació el show de magia, ilusionistas que engañaban a su público.

El truco de estos —también llamados prestidigitadores o magos — consiste en hacer que su audiencia no sepa cómo la está engañando. Es evidente que ellos saben que hay una ilusión detrás del espectáculo, pero tenemos un gusto secreto por la sorpresa, por lo impredecible, por intentar conjurar en nuestras mentes cómo nos lograron engañar.

mago-emir

Estas personas logran generar una emoción al realizar este tipo de acciones, las cuales son a simple vista inverosímiles y en muchas ocasiones, desafían todas las leyes de la física. Hay diferentes tipos de magos a diferencia de lo que se cree. Están los cartomagos (especialistas en naipes); Numismagos (monedas); Escapistas (magos especializados en escapar de trampas); Mentalistas (adivinos del pensamiento a través de preguntas que responden de su público).

Asimismo, hay varios expertos que combinan este tipo de prácticas, y las adicionan con otro tipo de espectáculos, todo con tal de impresionar a su público. Para este tipo de profesión, se necesita de mucha práctica, de horas de entrenamiento, y de muchas fallas para poder conseguir los increíbles resultados que la audiencia disfruta.

ilusionismo

Escena del Ilusionista

En el pasado hubo ilusionistas tan buenos en lo que hacían que las personas se confundían y creían que en verdad profesaban la magia, y no se encargaban solamente de entretener a su público. Tenemos el ejemplo de El Gran Houdini, o hasta se han hecho películas que se inspiran en estos personajes. El ilusionista fue una de ellas. Un filme que causó gran fanatismo, y logró crear impresionantes filas en Cinemex y Cinépolis (ya tiene varios años de eso).

Hoy en día, todavía existen grandes magos que dejan huella, pero sobre todo hacen sus espectáculos en eventos, desde empresariales hasta infantiles. Uno de ellos que ha impresionado a varios de sus clientes por el profesionalismo de sus shows, es el Mago Emir. Quien se ha vuelto todo un personaje, el cual está luchando por no dejar morir esta práctica tan entretenida, y por seguir con las enseñanzas de engañar y entretener a un público con trucos de magia.

Deja un comentario en la parte inferior de la página si te pareció interesante esta información y te responderé enseguida. Por favor, comparte con todos tus amigos en tus redes sociales si crees que a ellos les puede interesar o servir. Muchísimas gracias por leerme, y no olvides estar al pendiente de la información que estaré trayendo para ti. ¡Hasta la próxima!

 

 

 

 

Facebook Comments

Podría también gustarte...