Las emociones y el color

Este artículo no  trata de psicología ni de inteligencia emocional,  más bien tarta de interiorismo comercial, el cual es perfecto para las personas que van a poner un negocio y quieren llamar la atención de muchos clientes, si esta es tu situación te invito a que sigas leyendo.

Hay que vender calidad y en ello el interiorismo comercial tiene un papel importante, hay que saber escoger un ambiente adecuado donde los compradores se sientan bien y en el cual destaque el producto y a la vez, diferenciarse del resto. Los colores en paredes y mobiliario forman parte de la comunicación. Una buena elección puede ayudar a potenciar las ventas en un negocio.

La imagen que ofrece una tienda es la que sus clientes perciben, sentirse a gusto cuando vas a comprar te hace comprar más. Al igual que la música, el orden, la estructura, el diseño y el color influyen en las emociones de los clientes.

Las emociones y el color es el campo que estudia y analiza el efecto de la percepción del color en la conducta humana.

De acuerdo con las investigaciones del Institute of Colour Research relacionadas con interiorismo comercial y marketing: un 93% de los clientes se fija en la apariencia visual de un establecimiento y en tan solo 90 segundos se crean, inconscientemente, una imagen acerca de éste. Asimismo un 52% de los compradores no regresa a la tienda debido a su estética. De ahí la importancia del interiorismo y el color.

Ejemplos:

Colores cálidos como el rojo, naranja y amarillo. Son ruidosos, estimulantes, activos y alegres.

Colores fríos: azul, violeta y verde. Son quietos, apacibles y tranquilos.

Colores neutros: blanco, gris y negro. Son ausentes en emociones.

La elección del color también debe ir en función del público objetivo que tengamos en el negocio. Los clientes jóvenes se sienten más atraídos por los colores cálidos, un público maduro por los colores frío.

 

 

Facebook Comments

Podría también gustarte...