El mármol: un toque elegante

Así como existen los efímeros en la moda, también están aquellos clásicos que difícilmente serán olvidados o dejados de lado. Dentro del diseño de interiores, el mármol ha pasado a ser un favorito,  ya sea en mobiliario clásico o increíbles creaciones modernas, este material difícilmente será considerado obsoleto.

Desde los romanos, este material ya era utilizado en pisos y habitaciones, esculturas y decoración por su variedad de colores, su belleza en el acabado, además de su pigmentación heterogénea y natural le convirtió en un favorito por su dureza, la imperfección natural que podía tener cada pieza y la elegancia de la que se le dotaba.

A mediados del siglo XX,  se hizo común que este material fuera utilizado por los decoradores dentro de las casas, con el fin de dotar con  un toque elegante y sofisticado a las habitaciones. Así comenzó a popularizarse su uso no solo en paredes y pisos, sino también en baños, fachadas, mesas, bancos, entre otros.

Aunque por un momento, el mármol fue menos solicitado por considerarse un material de precio elevado, desde hace unos años volvió a hacerse popular dentro del diseño interior. Principalmente para usarse en dos habitaciones de la casa: las cocinas y los baños. Con acabados más modernos y en armonía constante con la arquitectura, hoy día es común ver fotografías de cocinas con cubiertas de mármol, mesas o islas que siempre están en contraste con los demás componentes, pero que al final crean un lugar equilibrado.

Resulta un material fuerte, perdurable y resistente al que solo deben de tenerse cuidados mínimos.  A pesar de que su costo puede ser un poco alto a comparación de otros materiales comunes para la cocina, se puede tener la seguridad que tendrá una larga vida útil. Además de eso, el uso de este material en cualquier habitación y de cualquier manera da un toque de elegancia y sofisticación que difícilmente puede compararse con cualquier otro acabado.

Sin duda esta tendencia en el diseño llegó para quedarse con nosotros un buen rato, si no te convence hacer una renovación completa, puedes empezar con pequeños artículos hechos de este material y verás como un toque de mármol el cualquier espacio puede hacer la diferencia. Como dije, existen un amplio catálogo de colores y formas, por lo que puedes buscar cual te gusta más para que su belleza y encanto te conquisten. No lo dudes, el mármol será siempre sinónimo de buen gusto.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]

Podría también gustarte...