Cuando si y cuando no restaurar un mueble

En un hogar, los muebles de la casa son parte importante y siempre se desea que se mantengan como nuevos. Sabemos que se van a desgastar, pero no queremos que pase y muchas personas tienen el impulso de que a la menor señal tienen que correr al  servicio de reparación de muebles para que que no se desgaste.

Pero muchas veces este no es del todo necesario, por ello te diré cuando si debes de llevar tu mueble y cuando es un pequeño desperfecto que puede arreglarse fácilmente en casa.

Cuando si es necesario: 

  • Si la tapicería de cualquier mueble de tela presenta severas manchas, rasgaduras, tela deshilachada o que tiene un aspecto demasiado viejo
  • Si los muebles de madera han estado en contacto con agua y esta comienza a hincharse y termina sacando la pintura o barniz que le recubría.
  • Si el color ha perdido brillo e intensidad, se muestra demasiado opaco y no quieres sobreponer otro color sobre el original.
  • Si tus muebles están hechos con madera fina, ya que cada tipo de madera debe tener un cuidado y trato diferente
  • Si tus muebles fueron sobre diseño y necesitas una modificación drástica de los mismo.

Cuando no es necesario: 

  • Si la tapicería presenta una mancha fresca que puede retirarse con limpiador y trapo
  • Si hay marcas de café o agua sobre los muebles de madera. Existen trucos caseros para eliminarlas y que estas zonas queden libres de cualquier imperfección
  • SI hay pequeños arañazos en la madera, pueden combatirse con un poco de aceite de canola, frotándolo sobre la zona afectada.
  • Si los muebles de piel perdieron su brillo original o se ven sucios, pueden limpiarse con un poco de leche descremada y un pañuelo ligeramente humedecido o, si es piel original, puede hacerse uso de un poco de grasa para zapatos. Aplicarlo con un trapo y frotar es más que suficiente, también sirve para algunos muebles de madera.

La vida útil de cualquier mueble depende en gran medida del trato que reciba de su dueño. Por ello es importante elegir los productos adecuados para su limpieza, como los productos para los muebles de madera. Restaurar los muebles puede servir para seguir dándole vida a un mueble o para modificar y darle una nueva apariencia y uso. Antes de pensar en desecharlos y correr a Ikea por su sustituto, puedes revisar si efectivamente ya no pueden ser usados o solo necesitan un nuevo aire.

Facebook Comments

Podría también gustarte...