Las reglas para comprar un coche

Hola a todos los que están visitando mi blog. A los viejos acompañantes que han seguido mi trayectoria, y a los nuevos que apenas están conociéndome. Les aseguro que no se sentirán defraudados, y cada recomendación que aquí se hace sirve para algo o para alguien. ¡Así que comencemos!

Nunca he entendido el amor a los coches, y no sé nada, absolutamente nada acerca de ellos. Pero hoy que voy a comprar uno me doy cuenta de que el mundo automovilístico es todo un universo que espera por ser descubierto. Tienes que ver que las bombas de gasolina no tengan problemas, las bujías funcionen, los foros EPDM, los caballos de fuerza, los rines, y no sé cuanta cosa que hizo que me doliera la cabeza.

bombas-de-gasolina

No tenía idea el día qué hacer el día que llegué a la agencia, y tuve que buscar como niña chiquita lo más básico como las bombas de gasolina (que el nombre dice casi todo, y aun así me cuesta trabajo), o coches, o consejos para comprarte uno automóvil, todo lo que pudiera salvarme. Debo admitir que quien me atendió se portó en extremo amable, y resolvió todas mis dudas. Porque al buscar en línea me desplegaban miles de opciones que no tenía tiempo de abrir, ni entendía del todo. Demasiadas empresas de coches, Toyota, Honda, Ford, demasiadas partes de éstos mismos, simplemente demasiado.

Porque no quería ser esa persona que solamente compra por el color del coche, o porque “se ve bonito”, me negaba a ser una más de esos individuos que eligen sin estar informados, y me enojaba no tener idea de lo que quería. Porque a pesar de que era una decisión muy sencilla, para algunos, podía marcar mi economía, lo que gastara en gasolina, o la seguridad para sacar mi auto en carretera. Luego me iba a estar quejando de las bombas de gasolina, todo por no saber qué eran.

Sé que tal vez estoy exagerando, pero no. Créeme que no lo hago, porque creo que esta es una de las razones por las que el mundo está como está. Obviamente no por no saber elegir el coche, pero sí porque jamás de toman el tiempo de informarse acerca de lo que quieren. Por ejemplo, con los presidentes, se han ido seleccionando por qué tan bien se vendan, o si son guapos o no, o simplemente porque les armaron una historia de telenovela. Así basamos nuestras decisiones, y no por sus propuestas, por la calidad de personas que son, o lo preparados que puedan estar.

¿Ya ves? No exagero, simplemente si comenzamos a hacerlas pequeñas acciones informadas, esto se convertirá en un hábito, y empezaremos a hacerlo para todo. Porque así es la vida, porque debes informarte para que ésta no te termine comiendo. La ventaja es que terminé en Dinamex, y todo su personal resultó súper amable.

Deja un comentario en la parte inferior de la página si te pareció interesante esta información y te responderé enseguida. Por favor, comparte con todos tus amigos en tus redes sociales si crees que a ellos les puede interesar o servir. Muchísimas gracias por leerme, y no olvides estar al pendiente de la información que estaré trayendo para ti. ¡Hasta la próxima!

Facebook Comments

Podría también gustarte...